Aplicaciones móviles en la salud pública de México
9.5Nota Final
Puntuación de los lectores: (4 Votes)
9.5

La Organización Mundial de la Salud define MHealth como “la práctica de la medicina y la salud pública soportada por dispositivos móviles, como teléfonos, dispositivos de monitoreo de pacientes, asistentes personales digitales y otros dispositivos electrónicos inalámbricos.” A pesar de que en América Latina el vacío regulatorio en torno al desarrollo de aplicaciones digitales enfocadas a la salud es latente, muchos productores han lanzado al mercado mexicano distintas plataformas móviles de Mhealth que van a agilizar los procesos administrativos de instituciones y organizaciones, e incluso tratar virtualmente episodios de urgencia médica a través de asistencia remota o botones de pánico, recorriendo también el camino del monitoreo deportivo y del control de peso.

En México, como en muchos de los países punteros en el desarrollo y ejecución de este tipo de aplicaciones, son cuatro los ejes que dominan:

  1. Simplificación de procesos administrativos institucionales
  2. Emergencia médica
  3. Consejos médicos e Indicadores de salud (incluyendo calendarización de eventos y síntomas)
  4. Monitoreo de ciclos deportivos o Fitness Tracking

Para centrarnos en el primer punto, es importante señalar que las organizaciones públicas en nuestro país no terminan de cuajar sus estrategias digitales, sobre todo porque los últimos lanzamientos responden a peticiones oficiales y al cumplimiento de requisitos enlistados en la Agenda Digital Nacional, sin garantizar continuidad y actualización en los trámites y servicios.

4 plataformas digitales que innovan

Hace unos días, el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) lanzó AsISSSTE INFARTO, “un servicio de ayuda ante la posible presencia de un infarto al miocardio”. Esta app tiene una cobertura de 30 km a la redonda, partiendo del punto de geolocalización del dispositivo móvil, siempre y cuando exista un Hospital General o Regional dentro de esta cobertura.

Otra de las instituciones del gobierno federal que ha innovado en sus plataformas digitales es el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), organismo que en meses pasados incorporó a su app IMSS DIGITAL la posibilidad de agendar una cita en sus clínicas, aumentando el número de descargas de 350 mil en diciembre de 2016 a más de 1 millón de usuarios en el primer semestre de 2017.

Además, mediante esta aplicación se puede dar de alta a nuevos asegurados, cambiar de clínica y revisar los expedientes con la vigencia de los derechos. Una propuesta que, a pesar de la algarabía en los servicios que ofrece, es calificada por los usuarios con un 3.8.

Parece ser que este año ha sido muy fértil para la incorporación digital de las instituciones púbicas de salud, pues la Comisión Nacional de Protección Social en Salud (más conocida como Seguro Popular) lanzó el pasado mes de mayo una app para sus 35 millones de afiliados que cuentan con dispositivo móvil, plataforma que permite consultar información sobre requisitos, vigencia de aseguramiento y ubicación de los Módulos de Afiliación y Orientación. Aplicación que valdría la pena analizar con mayor detenimiento, ya que a 4 meses de su lanzamiento sólo ha alcanzado las 5 mil descargas para Android.

Sin duda, la atención y simplificación de los procesos sanitarios en México se están transformando. El verdadero reto se encuentra en la producción de plataformas útiles que resuelvan las necesidades primarias de los usuarios y que sean el resultado de un quehacer multidisciplinario. Al mismo tiempo, la funcionalidad a largo plazo debe ser una premisa para garantizarle al usuario información actualizada.

Ejemplo de lo anterior es la app de la Secretaría de Salud y Asistencia (SSA) RadarCiSalud, una aplicación lanzada en 2015 con gran expectativa, que proporciona información aún sin conectividad. Esta plataforma aporta datos y ubicación de unidades médicas del IMSS, ISSSTE, Cruz Roja, DIF, Sedena o PEMEX. Una excelente iniciativa que, desafortunadamente, desde el 1 de julio de 2016 no se actualiza, presentando datos incorrectos y, como es de esperarse, el descontento de muchos usuarios.

 

Sensibilidad y visión de amplio espectro

Resulta urgente establecer estrategias digitales institucionales a largo plazo que permitan una interacción eficaz e inmediata con los usuarios, y que por supuesto:

  • Agilicen los procesos administrativos
  • Aumenten la capacidad de pronta atención
  • Aligeren la carga burocrática de las organizaciones

Todo esto representa una oportunidad extraordinaria para la generación de datos abiertos y el avance en el desarrollo de más y mejores plataformas al servicio de la salud pública mexicana.

Un gran acierto sería que estas aplicaciones nutrieran a una minería nacional de Big Data, la cual permitiera, entre otras cosas, utilizar la huella digital para la identificación inmediata de pacientes y que ésta, a su vez, pudiera tener acceso al archivo completo de los individuos, como se hace ya en algunos países de Europa (Estonia, por ejemplo).

Nuevas oportunidades en el uso de las tecnologías aplicadas a la salud se abren en América Latina. El reto, sin embargo, no está en el desarrollo y la mejora de estos entarimados digitales, sino en la sensibilización de los servidores públicos sobre la imperiosa necesidad de proveer a los ciudadanos de estas soluciones comunicativas.

Este artículo se publicó en el número 16 de la revista impresa u-GOB

Comentarios de Facebook
Suscríbete a nuestro Boletín Quincenal

Suscríbete a nuestro Boletín Quincenal

Únete para recibir noticias, invitaciones y promociones de u-GOB

Te has suscrito exitosamente

Pin It on Pinterest

Share This