La Estrategia Digital Nacional en el nuevo gobierno

La Estrategia Digital Nacional en el nuevo gobierno

Con el propósito de que el acceso y el uso de las Tecnologías de Información y Comunicación estimularan una sinergia que “incrementarán sus repercusiones económicas, sociales y políticas en México”, la Estrategia Digital Nacional (EDN) fue puesta en marcha el 25 de noviembre de 2013 por el ahora expresidente Enrique Peña Nieto.

Los objetivos de esa EDN eran la transformación gubernamental, la economía digital, la transformación educativa, la salud universal y efectiva, la innovación cívica y la participación ciudadana. Sin embargo, no se les puede llamar objetivos, pues no son medibles y no tienen fecha de cumplimiento; cuando mucho, se trata de enunciados de temas.

Al parecer, el gobierno de Peña Nieto quedó a deber también en el cumplimiento de su EDN, ya que aspectos como conectividad, interoperabilidad, inclusión y habilidades digitales, y su marco jurídico y datos abiertos están pendientes de cumplirse todavía, aunque existen algunos avances.

Tampoco se concretaron los dos objetivos en digitalización propuestos por la EDN: lograr en 2018 la misma conectividad que Chile (líder de América Latina) y alcanzar el promedio de digitalización que tienen los países de la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos) de 59.29 puntos.

La Agenda Digital de AMLO

Aunque al momento de escribir este artículo poco sabemos sobre la posible Agenda Digital del gobierno de Andrés Manuel López Obrador, sí podemos prever algunos puntos importantes que deberá considerar. En primer lugar, el gobierno de AMLO heredó una Agenda Digital que, a pesar de no haber sido un trabajo serio que tampoco cumplió con sus objetivos iniciales, es un antecedente para este nuevo sexenio.

Llama la atención que, de acuerdo con Yolanda Martínez Mancilla, sucesora de Alejandra Lagunes al frente de la Estrategia Digital Nacional, el primer logro digital del gobierno fue la infraestructura del sitio gob.mx.

Al mismo tiempo, existe una expectativa de mejora entre la comunidad interesada en el Gobierno Electrónico y el Gobierno Digital, que tiene como modelo a seguir los logros conseguidos por otros países, desde el ejemplo de la República de Estonia en cuanto a digitalización del gobierno, hasta el de Chile en cuanto a penetración digital.

Las políticas de Gobierno Digital, Gobierno Abierto y Datos Abiertos en el ámbito de las dependencias y entidades federales ahora serán definidas por la Oficina de la Presidencia de la República, de acuerdo con el proyecto de decreto por el que se reforman diversos artículos de la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal, aprobada ya en lo general por la Cámara de Diputados el pasado 13 de noviembre.

Nuevo TLC y retos para la Agenda Digital

A diferencia de hace seis años, el acuerdo que reemplaza al antiguo TLC —ahora llamado Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) — establece la promoción del crecimiento del comercio digital, así como el fomento a la cooperación en ciberseguridad, temas que son y serán un reto para el gobierno de López Obrador.  

Si bien el comercio electrónico ha crecido notoriamente, impulsado por la competencia entre diversas empresas privadas, la escasa bancarización de los ciudadanos mexicanos sigue siendo uno de los principales obstáculos, a pesar de las llamadas tiendas de conveniencia (convertidas en corresponsales bancarios) que se han convertido en una pieza fundamental de este sector al convertirse en receptores de dinero en efectivo, facilitando las compras en línea.

Asimismo, uno de los primeros retos del T-MEC es la posible vulneración de derechos digitales de los usuarios de internet en México, sobre todo el capítulo dedicado al comercio digital y la preservación de derechos intelectuales, en donde la Red por la Defensa de Derechos Digitales (R3D) advierte que convertir a las empresas proveedoras de acceso a internet puede llevar a aplicar castigos antes de comprobar las faltas a la propiedad intelectual.

Finalmente, como decía en mi anterior artículo titulado “Retos y oportunidades de la Estrategia Nacional Digital”, la anterior EDN se enfrentaba a muchos años de atraso digital y contaba con muy poco presupuesto para la cantidad de tareas que tenía por delante, además de que sus autores pasaron por alto estudios anteriores, pese a haber tenido acceso a ellos.

Sin embargo, debido a que el desarrollo de la tecnología es continuo, el nuevo gobierno hará bien en prestar atención suficiente al desarrollo de una Estrategia Digital que podría ayudar mucho a cumplir las metas de austeridad gubernamental y combate a la corrupción.

Comentarios de Facebook
Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed

Suscríbete a nuestro boletín

Te enviaremos las actualizaciones de contenido, notificaciones e invitaciones exclusivas. Puedes darte de baja cuando lo desees.

Te suscribiste a nuestro boletín. Muchas gracias

Share This