fbpx
Internet y lectura: la situación en México

Internet y lectura: la situación en México

La Primera Encuesta Nacional sobre Consumo de Medios Digitales y Lectura, realizada por Banamex e IBBY México, en alianza con el CIDE, la UNAM, la UAM y la Universidad Iberoamericana, tiene por objetivo principal identificar las conductas, el consumo y el efecto que tienen los medios digitales en la población joven del país. Asimismo, busca:

  • Identificar los hábitos y uso de medios digitales entre los jóvenes mexicanos que residen en zonas urbanas del país.
  • Conocer el impacto que los medios digitales tienen en la cultura lectora, precisando cómo cohabitan éstos con medios tradicionales impresos. 
  • Entender qué tipo de intereses o necesidades satisfacen los jóvenes a través de la lectura en medios digitales e impresos. 

Para su elaboración se realizaron encuestas con dos tipos de público: 

  1. Jóvenes en general de entre 12 y 29 años que residen en localidades urbanas del país, indistintamente de su ocupación.
  2. Estudiantes de licenciatura y posgrado de instituciones de educación superior públicas y privadas de localidades urbanas del país. 

Por otro lado, para orientar el diseño del cuestionario que se aplicó en ambas encuestas se llevaron a cabo 12 ejercicios de observación antropológica con jóvenes que residen en las ciudades de México, Monterrey, Guadalajara y Mérida, a fin de explorar sobre los conceptos, tonos de lenguaje y rasgos culturales. En cada ejercicio se acompañó a un joven durante un día para registrar las actividades asociadas al tema. 

Los resultados

  • Los jóvenes de zonas urbanas del país son un sector que presenta una alta tasa de penetración del internet, ya que 87% es usuario, lo que implica que 33% más que la media nacional. 
  • Si bien los medios digitales son utilizados en mayor medida para la comunicación interpersonal (chats) y la convivencia en redes sociales, cerca de la mitad de la población joven encuentra en el internet el medio para investigar sobre temas de su interés, informarse de lo que acontece y, 3 de cada 10, para leer libros, lo que indica que la práctica de la lectura en medios digitales es bastante frecuente. 
  • En el caso de los universitarios, los medios digitales, además de ser una herramienta muy relevante para sus actividades académicas, suponen una plataforma de acercamiento a la investigación y la lectura de temas de interés personal y de contenidos noticiosos. Asimismo, 4 de cada 10 acostumbra leer libros en línea.
  • De acuerdo con estos datos, la educación superior es una variable que incide positivamente en el acercamiento a la lectura y una mayor diversificación en el uso de medios digitales.
  • Si bien los medios digitales representan un sinfín de oportunidades para la adquisición de conocimiento, resolución de problemas, entretenimiento y acercamiento gozoso a la lectura, alrededor de la mitad de los jóvenes tiene un uso muy elemental de estos medios en tanto que se restringe a las redes sociales y la comunicación interpersonal. 
  • Una hipótesis que puede plantearse de este hallazgo es que la mayoría de los jóvenes tiene acceso a internet a través de un smartphone, dispositivo que, si bien es multifuncional, pudiera desestimular la lectura de contenidos extensos.
  • También es probable que la popularidad de este dispositivo digital esté modificando los hábitos de consumo de información y lectura de los jóvenes, cada vez más acostumbrados a contenidos muy breves y mucho más visuales y diversificados.
  • La lectura impresa está más asociada a la educación formal y a la literatura. El consumo de contenidos literarios alcanza a, por lo menos, una tercera parte de los jóvenes, quienes expresan preferencias por el género de la novela en mayor medida que la poesía o el cuento. 
  • El uso de bibliotecas digitales es limitado, aunque está más popularizado entre los universitarios, quienes se suscriben a estos espacios a través de sus escuelas. 
  • Aunque existe una gran dispersión de intereses sobre las temáticas, sobresalen la ciencia ficción y el suspenso; se observa poco acercamiento al ensayo como una lectura de interés personal. 

Mitos y realidades

Los datos encontrados echan por tierra dos afirmaciones que se hacen constantemente al abordar el tema de la cultura lectora en nuestro país. 

La primera se refiere a que los mexicanos no leen. Tradicionalmente, la métrica para esta afirmación se basa en el número de libros o ejemplares de materiales de lectura que se consumen, pero las encuestas realizadas dejan ver con claridad que, actualmente, el consumo de materiales de lectura es una práctica cotidiana entre los jóvenes, quienes tienen ahora una mayor capacidad de elección de sus contenidos con base en sus intereses, aunque éstos sean más efímeros y breves.

Por otro lado, la segunda afirmación tiene que ver con la idea de que en el país se lee más por obligación que por gusto. Los resultados del estudio indican que, indistintamente de la ocupación de los jóvenes, hay un mayor acercamiento a la lectura por elección propia, puesto que la lectura no está concebida únicamente como el consumo de libros o de contenidos literarios. 

Finalmente, las encuestas con jóvenes en general y universitarios dejan ver que el mundo digital representa una oportunidad para el acercamiento a la lectura, así como la relevancia que tienen los padres de familia y maestros como influenciadores en su promoción.

Con información de la Primera Encuesta Nacional sobre Consumo de Medios Digitales y Lectura. Para consultar la metodología, hallazgos y resultados adicionales, entra aquí.

Comentarios de Facebook
More Stories
24/10 2018: V Congreso de Innovación Pública “NovaGob 2018” en Toledo, España
Share This