La Inteligencia Artificial (IA) son sistemas informáticos que pueden lograr actividades inteligentes como las del cerebro humano, por ejemplo: el aprendizaje, y el razonamiento. El método de aprendizaje usado por los primeros sistemas de la IA fue hacer que las computadoras entendieran reglas y que encontraran de manera lógica soluciones basadas en dichas reglas. De esta forma, los sistemas eran limitados, ya que sólo daban soluciones dentro del alcance de la información que tenían.

En la actualidad, existe el llamado “aprendizaje profundo”, el cual incorpora mecanismos similares a los de circuitos neuronales en el cerebro, que permiten a las computadoras aprender las características de los datos introducidos en ellas, incluso pueden hacer juicios sobre patrones que aún no tienen. Utilizando este método, es posible dar explicaciones de forma automática a imágenes o videos, realizar traducciones automáticas altamente precisas y hacer pronósticos en una variedad de campos, como los mercados financieros, el clima y los deportes profesionales.

La Tecnología IA Hitachi/H (en lo sucesivo “H”) es el nombre del motor de Inteligencia Artificial de Hitachi que utiliza el aprendizaje profundo y es una de las tecnologías clave en la Plataforma Hitachi Lumada IoT. Hitachi anunció H en 2015 para responder a una amplia gama de aplicaciones. H puede aprender de grandes cantidades de datos y hacer juicios por su cuenta, eliminando la necesidad de que las personas establezcan hipótesis previas, además permite encontrar soluciones que los seres humanos no habían concebido.

Robots que aprenden

En el video se coloca un robot equipado con H sobre un columpio hecho de bloques de juguete. El propósito del experimento es maximizar la amplitud del columpio sin proporcionar conocimientos previos sobre cómo hacerlo. El robot puede doblar y extender sus rodillas pero no tiene conocimiento de cómo columpiarse. Al principio los movimientos son aleatorios y el columpio apenas se mueve. El robot comienza a mover el columpio en menos de un minuto. Este es verdaderamente un ejemplo de aprendizaje profundo donde no es necesaria la aportación humana.

H está diseñado para IA de fines generales. H se conecta a los sistemas existentes para aprender de diferentes tipos de datos y crecer de acuerdo a la situación. Al igual que en el ejemplo del columpio, H busca factores y condiciones críticos para los objetivos empresariales entre los diversos tipos de datos que ya existen y posteriormente busca un método para optimizar dichos objetivos.

Hitachi ha participado en actividades de I+D y Pruebas de Concepto (PoC) dirigidas a la “Tecnología IA Hitachi/H” durante aproximadamente 10 años, y ha establecido un extenso historial en reformas dentro de negocios en una variedad de campos, incluyendo las finanzas, el transporte, la logística, la fabricación y la atención sanitaria. Se han aplicado 57 proyectos en 14 áreas.

La clave de H es su naturaleza de propósito general. Según el Científico Corporativo General de Hitachi, Kazuo Yano, “H no requiere personalización ni ajuste para el almacenamiento. Bajo las cambiantes situaciones de negocios, el sistema aprende de la situación”.

 

Comentarios de Facebook
Inteligencia Artificial con "aprendizaje profundo"
9.05Nota Final
Puntuación de los lectores: (2 Votes)
9.1

Pin It on Pinterest

Share This