Autores: Carlos Vargas Álvarez del Castillo y Daniela García Santibáñez Godoy

¿Cuál es el futuro del trabajo gubernamental con el uso de las “Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC’s)”? La posibilidad de “teletrabajo” o la realización de actividades a distancia toma día con día más popularidad. La eficacia y eficiencia de este método de trabajo es más apreciado conforme la tecnología usada en ello avanza y permite una seguridad más elevada en el aspecto digital.

En este artículo se presentan ejemplos que llevan el liderazgo a nivel mundial en el tema, un análisis de cómo se realiza y finalmente una apreciación de los beneficios que llevaría el usar las soluciones en México.

Comenzaremos explicando el funcionamiento de la llave que da paso a las posibilidades de un trabajo a distancia seguro. El desempeño de labores a distancia o teletrabajo tiene como base el uso de internet, lo cual abre la posibilidad de robo o filtración de datos o de identidades. Hoy en día existe una solución a este problema por medio de una identificación digital segura. Esto significa que las personas desempeñando una labor en internet y conectadas al gobierno, son quien dicen ser, comprobando así que su identidad es única y tiene la misma validez que si realizaran el mismo trabajo de forma física. La identificación digital respaldada por un sistema de interconexión de datos hace que el acceso al sistema deje una huella digital. La huella digital permite que cada actividad realizada sea relacionada sin error a la persona que lo hizo, haciendo imposible la falsificación de datos o robo de identidades para el desempeño de actividades o procesos gubernamentales. La identidad es comprobada por el gobierno mismo y verificada por una agencia certificadora de confianza.

Una ventaja que conlleva la identificación digital es el uso de una firma digital completamente segura. Al poder habilitar la firma digital con varios métodos de verificación se permite la eliminación de papel, el aceleramiento a procesos burocráticos, y el posible desempeño de labores a distancia. Las consecuencias concretas de un proyecto de identidad digital y firma electrónica es la veloz interacción entre dependencias gubernamentales y servidores públicos, llevando a cabo labores que físicamente se hacen en una semana en tan solo unos minutos.

Un ejemplo de las soluciones ya mencionadas se encuentra en Estonia o mejor conocido como e-Estonia debido al alto nivel de uso de TIC’s en el gobierno y su interacción con la sociedad.

La propagación en el uso de servicios públicos digitales en Estonia se ve ilustrada en las sesiones que el gabinete de gobierno realiza de manera electrónica cada semana. Con la incorporación del llamado “gabinete electrónico” o “e-gabinet” la toma de decisiones durante las sesiones de gobierno se convierte en un proceso gubernamental rápido, transparente, eficaz y seguro. Este sistema permite a los ministros revisar la agenda de la próxima sesión, comentar las propuestas, e incluso emitir un voto preliminar. Tanto la preparación como la sesión misma se realizan de forma electrónica, permitiendo que el tiempo promedio de las reuniones semanales se haya reducido de cuatro a cinco horas a sesiones de entre 30 y 90 minutos. La flexibilidad otorgada a los ministros ha sido clave para el funcionamiento de este sistema, pues utilizando su identidad digital pueden entrar de manera segura a la plataforma del gabinete, donde participan de forma remota sin comprometer su influencia ni la validez de su voto.

Pero quizás una de las propuestas más innovadoras en al área digital es la iniciativa de residencia electrónica del gobierno de Estonia, que junta los principios de identidad, firma y democratización digital. El programa, llamado “e-Residency” o “residencia electrónica”, se establece como un nuevo modelo de identidad que permite la adopción de los servicios electrónicos públicos y financieros del país y del sistema de identificación digital estonio para cualquier persona en el mundo, sin importar nacionalidad o lugar de residencia. De esta forma, las personas pueden identificarse en internet y firmar digitalmente. Al hacer uso de la infraestructura pública de un país digitalmente avanzado como el de Estonia, la residencia electrónica permite que países como México puedan utilizar servicios antes disponibles sólo para ciudadanos estonios, agilizando los procesos internos y externalizando los costos, en este caso a Estonia.

En el corto y mediano plazo, para México los beneficios son evidentes, pues la residencia electrónica permitirá que las personas adopten al trabajo a distancia como un modelo laboral cotidiano de manera inmediata. Una correcta identificación digital y la habilitación de la firma digital podrían servir a la agilización de procesos gubernamentales dando una segura protección de datos y procesos. Los usuarios de estos servicios verían un incremento inmediato en los tiempos del desempeño laboral, abriendo la posibilidad de mejorar otras áreas de servicio.

Sin embargo, el marco regulatorio que permitiría que este sistema funcione en México es todavía naciente y la generalización del uso de una firma digital única será clave para que el futuro del trabajo en México pueda evolucionar hacia un exitoso modelo de teletrabajo.

____

Daniela García Santibáñez Godoy es Directora de Internacionalización del programa ‘e-Residency’ del Gobierno de la República de Estonia. @gsgodoy  daniela.godoy@eas.ee

Comentarios de Facebook
Trabajo a distancia; ejemplos y necesidades para un modelo digital exitoso
9.1Nota Final
Puntuación de los lectores: (2 Votes)
9.1

Pin It on Pinterest

Share This