fbpx
Red Hat unifica la automatización para gestionar nubes híbridas

Red Hat unifica la automatización para gestionar nubes híbridas

El proveedor líder mundial de soluciones de código abierto anunció el pasado 15 de enero la disponibilidad para el público general de Red Hat Ansible Tower (RHAT) 3.4, la última versión empresarial para la automatización de todas las operaciones de TI, que abarcan la infraestructura, las redes, la nube y la seguridad.

RHAT 3.4 presenta varias mejoras entres las que se encuentran los flujos de trabajo anidados y la convergencia de flujos de trabajo tendientes a simplificar los desafíos que plantea la gestión de una infraestructura de nube híbrida compleja.

En muchas organizaciones existen equipos de TI individuales que gestionan los servicios de TI a nivel local por un lado y los servicios en la nube por el otro, cada cual con sus propios conjuntos de Guías Ansible.

Para ayudar a aprovechar al máximo los beneficios de la automatización entre infraestructuras distribuidas, estas organizaciones pueden trascender la automatización y crear un “centro de excelencia” de automatización.

Un centro de excelencia ayuda a generar una automatización uniforme en toda la empresa al ser capaz de compartir soluciones comunes y estrategias aceptadas, mientras se incorpora internamente la automatización en nuevas áreas de la TI. Con Red Hat Ansible Tower 3.4, los usuarios ahora pueden definir un flujo de trabajo maestro que vincula distintas áreas de la TI diseñado para abarcar una infraestructura híbrida sin detenerse en los silos tecnológicos específicos.

A través de la cartera de gestión de Red Hat —que incluye Red Hat Satellite para la gestión de Red Hat Enterprise Linux y Red Hat CloudForms para las operaciones con recursos físicos, máquinas virtuales y nubes privadas— integrada con Red Hat Ansible Tower, los equipos de TI pueden organizar los flujos de trabajo de manera más uniforme entre todos los componentes de la infraestructura de la TI empresarial.

Flujos de trabajo avanzados

Con las mejoras introducidas, los usuarios pueden reutilizar los flujos de trabajo de automatización en función de entornos y escenarios distintos para gestionar mejor su infraestructura de nube híbrida. Las mejoras destacadas en RHAT 3.4 son las siguientes:

 

  • Flujos de trabajo anidados, que permiten a los usuarios crear componentes modulares reutilizables para automatizar operaciones más complejas usando Red Hat Ansible Tower con la misma facilidad que una sencilla guía.
  • Convergencia de flujos de trabajo, que posibilita que los usuarios tengan tareas que dependen de la finalización de múltiples tareas del flujo de trabajo antes de continuar y habilita un punto de coordinación entre los distintos pasos.
  • Modelos de tareas “workflow always”, que facilita la ejecución independientemente del éxito o fracaso de una tarea. Si un servicio dependiente necesita ejecutarse sin importar el resultado de un flujo de trabajo, se crea un modelo de tarea “workflow always” para garantizar la continuidad de la actividad.
  • Inventario a nivel del flujo de trabajo, que ayuda a los usuarios a aplicar un flujo de trabajo a cualquier inventario al que tengan acceso, lo cual permite la reutilización de flujos de trabajo de implementación entre centros de datos, entornos y equipos de trabajo.

 

Mayor escalabilidad

Mediante la fragmentación de tareas, los usuarios pueden tomar una tarea de gran magnitud diseñada para miles de máquinas y dividirla en tareas menores para ser distribuidas en un entorno de clusters de Tower. Esto permite que las tareas se ejecuten con mayor fiabilidad y se completen más rápido para que los usuarios dimensionen mejor el tamaño de su automatización.

Mayor seguridad

Red Hat Ansible Tower ahora también es compatible para funcionar sobre Red Hat Enterprise Linux en un modo compatible con FIPS. La certificación de seguridad que plantea el Estándar de Procesamiento de Información Federal (FIPS 140-2) del Instituto Nacional de Estándares y Tecnología (NIST) es un estándar de seguridad informática que especifica los requerimientos para módulos criptográficos —que incluye componentes de hardware y software— utilizados dentro de un sistema de seguridad para proteger información delicada, pero desclasificada.

Al poder ejecutar RHAT sobre Red Hat Enterprise Linux en un modo compatible con FIPS, las organizaciones pueden cumplir con los lineamientos de seguridad de la información requeridos sin comprometer su necesidad de contar con soluciones de software flexibles e innovadoras.  

 

Comentarios de Facebook
More Stories
Del software libre a las políticas del procomún

Suscríbete a nuestro boletín

Te enviaremos las actualizaciones de contenido, notificaciones e invitaciones exclusivas. Puedes darte de baja cuando lo desees.

Te suscribiste a nuestro boletín. Muchas gracias

Share This