Presentamos lo más destacado de la conferencia principal del IV Congreso Iberoamericano de Innovación Pública, realizado del 18 al 20 de octubre en San Cristóbal de la Laguna (en la Isla de Tenerife, España) y organizado por NovaGob, la Red Social de la Administración Pública, la Universidad de La Laguna y el Cabildo de Tenerife.

En la celebración del congreso #NovaGob2017, de manera presencial, se desarrollaron tres jornadas que combinaron mesas redondas, debates cara a cara, presentaciones exprés y una conferencia principal a cargo de Concepción Campos Acuña, Secretaria de Administración Local Categoría Superior, Codirectora de Red Localis y quien recibió el Premio Innovadora Destacada 2016 por CNIS (Congreso Nacional de Innovación y Servicios Públicos de España).

Según Concepción Campos, la innovación es un eje fundamental de la Administración Pública, que está de moda como una especie de fiebre. A lo largo de los últimos años se ha hablado de la transparencia, el e-gobierno y la administración electrónica. Sin embargo, hoy la tendencia es la etiqueta de la innovación (vista como un viaje colectivo, más que un estilo individual), pero esta tendencia se presta también a dar una fachada (aunque no sea innovación) y a mentiras que funcionan a modo de oposición para impedir que llegue a las organizaciones.

Veamos algunas de las grandes mentiras puntualizadas por Concepción Campos durante su conferencia:

MENTIRA

VERDAD

La Administración no necesita innovar. Esto es cosa de la empresa privada que debe tener cautivos a sus clientes Al contrario, la Administración Pública tiene que reconciliarse con la sociedad, escuchando y ofreciendo servicios. Más que nunca hay que ser útiles a los ciudadanos con ayuda de la innovación.
La Administración no puede innovar ¡Debe innovar! Hay que fomentar un marco normativo que ayude a provocar la innovación para los ciudadanos, pues no hay que olvidar que trabajamos para ellos.
Por algo no se han hecho las cosas y por algo no se ha innovado

 

Para Innovar hay que Desaprender a fin Aprender, preguntándose por qué se hacen o no las cosas así. Hay que ir un paso más allá, observar y cuestionarlo todo, borrar las ideas preconcebidas y las inercias que obstaculizan la innovación, ya que los errores y los pequeños vicios de trabajo pueden llegar a formar parte del ecosistema natural.
Para innovar necesitamos tecnología No se requieren las aplicaciones más sofisticadas, ni cambiar todo el software y hardware de una institución, ni digitalizar absolutamente todo. La clave está en qué queremos y qué podemos hacer con toda esa tecnología, como Inteligencia Artificial y Big Data, especialmente para mejorar los procesos de toma de decisiones, introducir los principios de ética y de integridad en la gestión pública, racionalizar los recursos públicos y responder mejor a las necesidades de los ciudadanos. Tenemos que enfocarnos en hacer un trabajo creativo que aporte valor público. Finalmente, la clave de la innovación es generar valor público. Se puede aplicar la última tecnología en una institución sin innovar, llevando los mismos errores del papel al formato electrónico.
Para innovar hay que inventar la rueda Como primer mandamiento de la innovación hay que observar, sobre todo lo que se está haciendo para determinar qué puedo aplicar en mi organización, a partir de sus particularidades y marco normativo. Muchas ideas se quedan en el aire porque la gran idea hay que planearla, implementarla y seguir resultados. En resumen, no hace falta inventar la rueda ni “algo nuevo bajo el sol” para hacer innovación.
Innovar es caro En general no lo es y depende de lo que se busque. Es un hecho que hay que destinar recursos a la innovación con costos asociados, pero pueden darse micro y macroinnovaciones, en todo momento aprovechando la información y los avances con que ya se cuenta. Es necesario pelear recursos para proyectos innovadores en nuestra organización.
Innovar es cosa de los jefes Es cosa de toda la organización a todos los niveles.
El empleado público no puede ser innovador La mayoría de los proyectos innovadores que salen a la luz son gracias al esfuerzo individualizado de empleados públicos que le apuestan a la innovación, incluso si no existe la innovación estructural y por el momento se da a título personal.
Innovar es fácil Tenemos que diferenciar las microinnovaciones de las macro que afectan la columna vertebral de la organización. Sin duda es difícil, especialmente debido a las resistencias al cambio, pero esto no puede ser un pretexto para dejar de lado la innovación.
La máquina y la innovación me van a dejar sin trabajo.

 

 

La verdadera innovación está en las personas, es decir, la clase política, los empleados públicos y la sociedad. Hay que invitar a la gente “a subirse el tren” para que no los arrolle o impidan que éste camine, pues en la innovación todo el mundo suma.

Otras mentiras que se recogieron de la reunión previa a la conferencia principal:

  • Decir innovación cuando queremos decir cambio (una mentira piadosa).
  • Hace falta formación en tecnología para innovar.
  • Lo mejor para innovar son los equipos multidisciplinarios.
  • La herramienta por excelencia es la clave al aplicar la innovación.
  • Es imposible innovar en una organización jerárquica.

Un poco de la trayectoria de Concepción Campos Acuña

  • Secretaria de Administración Local Categoría Superior
  • Codirectora de Red Localis
  • Doctora en Derecho y Máster en Derecho de las Administraciones e Instituciones Públicas por la Universidad de Santiago de Compostela
  • Especialista en Gestión Pública Local por la FEMP
  • Coordinadora del Observatorio de Transparencia de El Consultor
  • Es parte del Consejo Editorial de la REGAP
  • Miembro del Grupo Técnico de la Comisión de Modernización, Participación y Calidad y de la Comisión de Nuevas Tecnologías de la FEMP, así como del Comité para la Mejora de la Regulación Económica del Ministerio de Economía y Competitividad
  • Ganadora del VII Premio Ramón Massaguer al Mejor Libro de Derecho Local 2013-2015
  • Premio Innovadora Destacada 2016 por el CNIS
Comentarios de Facebook
10 mentiras sobre la innovación en la Administración Pública
9.5Nota Final
Puntuación de los lectores: (2 Votes)
9.5

Pin It on Pinterest

Share This