En el México de hoy, los gobiernos de todo nivel (federal, estatal y municipal) enfrentan un enorme desafío: atender a ciudadanos con mayor capacidad para participar e influir socialmente. Es decir, garantizar una vida plena para hombres y mujeres que cuentan con diversos recursos –como la tecnología de vanguardia– para cuestionar las acciones de las autoridades, demandar mejores servicios públicos, exigir cuentas claras en el manejo de presupuestos, entre otras capacidades ciudadanas.

Para atender a esta sociedad más participativa y vigilante, autoridades y entidades gubernamentales también deben apostar por la innovación. En específico, por las soluciones avanzadas de analítica que permitan construir políticas públicas de nueva generación: eficientes en lo operativo y lo financiero; transparentes; orientadas a las necesidades comunitarias verdaderamente urgentes; sustentadas en criterios predictivos (no sólo enfocadas en resolver el día a día) y habilitadas para la interacción con la gente.

En la estructura de estas políticas públicas que aprovechan la analítica avanzada, el activo más importante son los datos. En el contexto del sector gobierno, esta información abarca diversos aspectos, desde las múltiples facetas que involucra la ciudadanía (ser derechohabiente de una institución de salud, beneficiario de un programa social, cliente de un banco de desarrollo, becario de una escuela pública, etcétera) hasta los indicadores macroeconómicos de una población, región o industria.

Esta diversidad de datos también representa el principal reto de la analítica aplicada a la función gubernamental: no es fácil encontrar una versión única de la verdad. Por ejemplo, un ciudadano, por la razón que fuere, podría estar registrado en diferentes servicios de salud pública (ISSSTE, IMSS, Seguro Popular, etc.) y la información en cada registro podría no ser consistente.

Una situación así no es un asunto menor. Por un lado, la creación de un expediente médico universal –un factor crítico para atender precondiciones de alto riesgo– no será un proceso rápido ni sencillo. Al mismo tiempo, los recursos del sistema público de salud no se aprovechan en forma eficaz –se reparten en varias instituciones, diluyendo su impacto positivo, en lugar de utilizarse en la opción adecuada para el paciente específico.

Con las herramientas de analítica realmente innovadoras, los datos nunca serán un desafío intimidante. Dichas plataformas de Analytics ofrecen soluciones punta a punta, es decir, tecnologías que atienden todo el ciclo del análisis de datos, a grandes rasgos: captura y limpieza de la información (garantía de que los datos son de calidad y están listos para ser aprovechados); procesamiento y aplicación de funciones analíticas; desarrollo de escenarios predictivos y visualización de reportes y tendencias.

Con base en dichas tareas, la analítica innovadora se traduce en gobiernos que toman mejores decisiones, autoridades que actúan en el lugar correcto, en el momento indicado y con la eficacia adecuada. ¿Cómo se notaría la diferencia? Imaginemos otro ejemplo.

Para impulsar el crecimiento de su negocio o adquirir un bien inmueble, muchos ciudadanos recurren a los llamados bancos de desarrollo. Aunque su vocación es distinta a la de la banca comercial, estas instituciones financieras –que muchos gobiernos respaldan– no son ajenas al riesgo. Si falla en la interpretación de las distintas variables que conlleva un crédito, la banca de desarrollo no podrá evitar una situación de crisis.

La analítica innovadora es una solución ideal para proteger a estas instituciones –que son estratégicas para el crecimiento social y económico de un país. Utilizando Analytics de avanzada, un banco de desarrollo puede analizar a fondo las distintas circunstancias que rodean a un apoyo financiero: historial crediticio del solicitante, condiciones macroeconómicas –al momento y expectativas hacia el futuro-, factores de riesgo en la operación o en el mercado objetivo, etc. La analítica, en ese sentido, es una opción para reducir el riesgo en forma sustancial.

Y un banco de desarrollo alejado del peligro es una buena noticia para el gobierno y sus ciudadanos. Es una institución financiera que apoya proyectos de potencial comprobado –facilitando así su impacto social positivo– y aplica los recursos económicos con eficacia, que está mejor protegida de los vaivenes del mercado global y cuyos proyectos no tendrán que ser rescatados con aportaciones públicas millonarias.

Más allá de los ejemplos mencionados, en las múltiples y variadas tareas del quehacer gubernamental, la analítica avanzada cuenta con infinitas oportunidades de trascender; muchas de ellas, de gran relevancia para la sociedad mexicana.

  • Detección proactiva de fraudes fiscales y trámites anómalos.
  • Análisis integral del impacto y los riesgos de un gran proyecto de infraestructura.
  • Fortalecimiento de la seguridad pública, al estudiar diferentes variables socioeconómicas que podrían estar influyendo en la actividad criminal en una zona.
  • Aprovechar la información en redes sociales y otros medios digitales para evaluar el impacto real de una política pública –el análisis del sentir ciudadano permitirá mejorar los servicios a la ciudadanía, atender aspectos que no se consideraron en el proyecto original, reubicar recursos oportunamente.
  • Análisis integral de variables de desarrollo económico, sustentabilidad, participación ciudadana y transportación, con el fin de diseñar modelos de “Ciudad Inteligente”.

En todo el mundo -y se podría decir que a lo largo de la historia-, no es raro que se asegure: las autoridades no comprenden la realidad que viven los ciudadanos. Aplicada en las funciones gubernamentales, la analítica avanzada es la oportunidad de borrar esa percepción.

Dicha innovación toma datos relevantes de la cotidianeidad ciudadana, los analiza desde múltiples ángulos y los aprovecha para crear políticas públicas inteligentes, enfocadas en lo primordial, cercanas a la gente; es decir, para construir las acciones de gobierno que hoy demanda nuestra participativa y vigilante sociedad

Comentarios de Facebook
Analítica: una nueva generación de políticas públicas
9Nota Final
Puntuación de los lectores: (1 Voto)
9.0
Suscríbete a nuestro Boletín Quincenal

Suscríbete a nuestro Boletín Quincenal

Únete para recibir noticias, invitaciones y promociones de u-GOB

Te has suscrito exitosamente

Pin It on Pinterest

Share This