Tercer y última parte de la iniciativa de Ley en discusión en el Congreso del Estado de Jalisco.

Desde su visión, la iniciativa de ley no sólo va en torno al software libre en la administración pública y los centros escolares, sino que incluye un cambio en el modelo de repartición de recursos públicos. “Lo que estamos proponiendo es que toda la inversión pública que se haga en temas de ciencia y tecnología sea licenciada de manera abierta. Por ejemplo, todas las investigaciones realizadas en las universidades, que sean pagadas con dinero público, tendrán que ser de acceso público y podrán utilizarse de manera pública. Hay gente que lucra vendiendo sus investigaciones a privados, impidiendo el acceso a la gente, que al final las paga”.

Además, con esta iniciativa, sus promotores buscan seguir apoyando a los emprendedores en sus desarrollos científicos y tecnológicos, pero con una retribución social clara, específicamente en repositorios tanto de código (software) como en investigaciones (conocimiento, experiencias).

Hace algunos años, Conrado Romo formaba parte de un colectivo llamado Partido Pirata Mexicano, agrupación que criticaba el esquema de derechos de autor y que fue evolucionando hacia temas de gobierno abierto, transparencia y protección de datos. Tiempo después, con Augusto Valencia hizo un reglamento para que todos los objetos titulados con derecho de autor en el municipio de Zapopan fueran licenciados de manera abierta. La iniciativa fue congelada y actualmente ha sido retomada en el Congreso.

En la iniciativa de ley todavía no especifican qué tipo o modelo de licenciamiento se puede seguir, pero están dando la opción de que los distintos niveles de gobierno lo decidan, aunque está basado un poco en Creative Commons. “Lo que estamos tratando es que sean licencias que permitan la distribución, incluso los usos con fines de lucro, siempre y cuando no limites el acceso ni al producto original, ni al derivado”. La idea es que las licencias no contravengan la posibilidad de seguir generando patrimonio común. “Queremos incrementar el patrimonio cognitivo, simbólico y material de los jaliscienses”.

Para Conrado Romo, hay modelos en Brasil o en la India, por ejemplo, que son mucho más permisivos y que fomentan de manera más consistente el desarrollo y uso de software libre, así como la apropiación del conocimiento de los desarrolladores.

El 70% de la inversión estatal en ciencia y tecnología es generada por el gobierno, no es inversión privada. “La iniciativa busca que estos montos se sigan invirtiendo y de hecho se está trabajando de la mano con desarrolladores locales, pero a partir de un ecosistema de innovación real, sin restricciones a la hora de compartir conocimiento y tecnología”.

Esto implica ser más creativos, en palabras de Conrado Romo, porque “es mucho más comodino tener un modelo de inversión privativo, donde el conocimiento me lo quedo yo y se acabó. Lo que nos parece más importante es que vamos a generar la capacidad de que no sólo aquellos que tuvieron la suerte de obtener un financiamiento público sean los receptores de esa ayuda, sino que ese dinero invertido tenga la capacidad de seguir generando productos posteriores para beneficiar a más personas con los recursos públicos”.

¿El ecosistema en Jalisco está preparado para acceder a este conocimiento? Conrado dice que sí. “Yo creo que en Jalisco hay mucho talento, muchas universidades dedicadas al tema científico y la innovación. Tan es así que, tanto en medios nacionales como extranjeros, se considera a Guadalajara como una capital de innovación, pero es necesario que esto se refleje en el desarrollo del grueso de la población, pues todavía en Jalisco tenemos un millón de personas en pobreza alimentaria. Mucho desarrollo y mucha inversión, pero el chiste es que llegue a la gente que lo necesita, que eso nos transforme”.

El problema de fondo que Romo detecta es la narrativa que prevalece en torno al emprendedor y la competencia. Por eso, los promotores de la iniciativa están apostándole a una ética alternativa de hacer comunidad, de compartir y aprender del otro (de los errores y fracasos también). Ante este discurso antagónico, la apuesta se dirige hacia la discusión pública.

Conrado Romo es Director del Órgano Técnico de Asuntos Metropolitanos del Municipio de Zapopan, Jalisco. @conco02

Comentarios de Facebook
Software libre en el gobierno. La apuesta de Jalisco: Conrado Romo
8.6Nota Final
Puntuación de los lectores: (8 Votes)
8.6

Pin It on Pinterest

Share This