El gobierno se sirve de la administración pública para realizar procesos relacionados con la planeación, organización, administración de personal, dirección y control, a fin de distribuir y ejercer la autoridad política para encauzar un proyecto nacional que logre cumplir los propósitos del país y elevar los niveles de bienestar social.

Algunos de los grandes retos del gobierno son:

  • Lograr una mayor coordinación y control de las entidades que la integran.
  • Elevar su eficiencia para la implantación de las políticas sustantivas.
  • Modernizar los sistemas de planeación, programación, presupuestación, control, información y evaluación de la administración pública.

Quizá el tema qué más genera preocupación es cómo hacer más con menos, específicamente cómo satisfacer las necesidades de la población con los presupuestos designados, ya que cumpliendo con el Decreto de Austeridad se debe disminuir en un 20.2% los gastos de operación en las dependencias del Gobierno Federal.

Desde 2008 se planteó la necesidad de generar dicho ahorro apoyándose en los beneficios de la implementación de tecnología, lo que significa hacer una inversión inteligente en soluciones que contribuyan a mejorar el actuar de la administración pública.

Adopción inteligente de tecnologías innovadoras

Para impulsarlas, es importante habilitar la libre elección por parte de la administración pública con miras a obtener la mejor opción posible por el coste total del mismo, que incluya con certeza la calidad y la capacidad de resolver todas sus necesidades y requerimientos de forma satisfactoria.

Actualmente en el mercado de las TIC se encuentran diversas ofertas de “soluciones” que enfatizan bondades al presentarse como libres, comunitarias, de bajo costo o gratis. Sin embargo, muchas veces éstas no toman en cuenta los requerimientos específicos de las instituciones públicas, por lo cual adquirirlas implica mayores riesgos y gastos.

Por ejemplo, no toman en cuenta los controles de calidad que evitan la presencia de agujeros de seguridad; tampoco son considerados los costos imprevistos en mantenimiento e implementación, ya que el software de tipo libre tiene la característica de ser un producto genérico al que, además, hay que invertirle esfuerzo, tiempo y conocimiento especializado en informática, para adecuarlo a las necesidades que desean cubrirse, lo cual no resulta eficaz cuando las funciones sustantivas de la administración pública van encaminadas a la pronta respuesta a las necesidades urgentes de la población.

TIC, ahorro e impacto social

Desarrollar tecnología para instituciones públicas implica ofrecer como requisitos obligatorios la facilidad de uso, sustentabilidad, funcionalidad, eficiencia y productividad; significa hacer valer cada peso que la administración pública invierte en tecnología, de tal manera que el ahorro generado sea invertido en más programas sociales o en aquellas necesidades que la población demande más.

Grupo ORSA, empresa comprometida con coadyuvar en la construcción de mejores gobiernos poniendo al servicio la tecnología, ha desarrollado Gestión Gubernamental como una herramienta capaz de simplificar y alinear programas, procesos, trámites y normas. Así, los gobiernos tienen la posibilidad de optimizar y aprovechar al máximo los recursos al disminuir gastos de operación con un mayor beneficio por inversión:

  • Mejora la calidad y fiabilidad de la información financiera en un 90%.
  • Reduce al 60% el tiempo para generar informes administrativos.
  • Cumple al 100% las disposiciones del CONAC sobre Armonización Contable.
  • Aumenta en un 80% la productividad de los servidores públicos.
  • Mejora en un 75% la eficiencia de los procesos.
  • Reduce hasta en un 65% el tiempo de los procesos de aprobación.
  • 55% de ahorro en inversión frente a otras soluciones similares en el mercado.
Comentarios de Facebook
¿El software libre es opción para gobierno?
8.8Nota Final
Puntuación de los lectores: (5 Votes)
8.8

Pin It on Pinterest

Share This