Autores: Erick Huesca y Ángeles Cruz

Implementar TI en una organización que pertenece a la industria de la construcción ayuda a mejorar la calidad de un producto basándose en parámetros predefinidos y también permite el ahorro de costos, ya que disminuye el tiempo de realización de tareas y con ello puede evitarse la contratación de recursos humanos adicionales. Sin embargo, debido a que el uso de las TI es considerado más un lujo que una necesidad, el presupuesto destinado a construir se ve afectado por el bienestar económico de cada compañía.

Los sectores que más invierten en TI son el financiero, transporte y servicios públicos, en ese orden; pero hay otros como la agricultura o la construcción que pueden realizar sus operaciones sin necesidad de acceso a internet, línea telefónica o cualquier tipo de solución tecnológica.

El producto ofrecido en el sector construcción es muy caro, llámese proyecto, construcción, modernización, conservación o diseño. El ciclo de compra es largo, generalmente con varios compradores (del sector privado o público), por lo que es menos frecuente que el mismo comprador realice varias adquisiciones. Por las características del producto, el sector público suele ser el cliente más común en este tipo de negocios, ya que tiene los recursos necesarios para invertir en muchos proyectos. Así, la estructura se vuelve oligopsónica porque existen muchos proveedores de servicios constructivos y pocos compradores. Éstos tienen el poder sobre el precio y con frecuencia los vendedores reciben un pago menor al competitivo.

¿A dónde va el dinero?

Un estudio realizado en Reino Unido (2012) sobre el gasto del sector de la construcción en TI revela que hay al menos siete categorías en las que se invierte:

  1. Staff
  2. Hardware/infraestructura
  3. Aplicaciones de software
  4. Red de datos
  5. Teléfonos fijos
  6. Teléfonos móviles
  7. Gastos generales de TIC

Del presupuesto destinado a las TI:

  • 30% es para el staff
  • 20% es hardware y software
  • 25% es compartido entre red de datos, móviles y otros costos de telefonía
  • 5% va para otros gastos

Mientras que en Reino Unido ya están convirtiendo su gasto de capital en gasto operativo a través de la contratación de servicios administrados, en México la mayoría de las empresas del sector aún no tienen presupuesto destinado a la inversión de TI.

Hay que tomar en cuenta que la construcción es una industria con inversiones de alto riesgo; los ingresos son tan esporádicos y rodeados de incertidumbre que es poco probable adoptar el compromiso de pagar mensualmente servicios administrados.

Ciclo clásico para construir

El proceso de compra para el sector público inicia con el proceso de licitación. Al requerir una propuesta económica, el comprador solicita información en formatos definidos desde hace décadas.

Entonces, el comprador define el alcance del proyecto a partir de archivos en formato hoja de cálculo, planos con herramientas CAD y un procesador de texto. Dichos documentos son compartidos a través de una interfaz web llamada compranet, de manera semejante a un moodle, pero que sólo permite que el proveedor baje los archivos y no que suba actualizaciones de los mismos.

Una vez asignado el contrato, se hacen caídas de información llamadas estimaciones, es decir, un reporte de avance que se plasmará en una bitácora electrónica (mediante un explorador de internet), la cual permanecerá activa en la duración estipulada dentro del contrato. La elaboración y entrega impresa de estimaciones es realizada con el fin de recibir el pago correspondiente al producto construido.

El comprador solicita que la entrega de información se haga utilizando formatos en archivos de hojas de cálculo, a diferencia de Reino Unido en donde administran el proyecto a partir del Modelado de Información para la Construcción (BIM, Building Information Modelling).

Etapas típicas

Adaptación de la curva de esfuerzo de Patrick MacLeamy (2010)

Una construcción más inteligente

De acuerdo con el sitio de estándares de BIM, Building Information Modeling se define como “la creación y uso de información digital, coordinada y consistente sobre un proyecto en diseño y construcción”. La idea de BIM es administrar todo el ciclo de vida de la construcción, basándose en infraestructura de TI que permita el trabajo colaborativo.

El National BIM Standard de Estados Unidos lo explica así: “BIM es una representación digital de las características físicas y funcionales de una construcción”. Como tal, sustituye al CAD y sirve como recurso de conocimiento compartido para obtener información sobre una edificación, formando una base fiable para las decisiones durante su ciclo de vida.

Por estas facilidades, Building Information Modeling (BIM) es una tecnología y un nuevo sistema de trabajo que busca hacer partícipes a todas las empresas involucradas en el proyecto constructivo, desde el diseño hasta la demolición.

Nuevo ciclo de vida

 

Fuente: BIM Associates, 2016

Casos exitosos de BIM en México

El uso de BIM aún no es obligatorio en nuestro país, pero ya existen aplicaciones de éxito. Veamos cuatro:

  1. El subsecretario de egresos de la SHCP, Fernando Galindo, mencionó que podrían publicarse licitaciones solicitando BIM para cinco hospitales (cuatro del IMSS, uno del ISSSTE), una red carretera y el NAICM, entre otros proyectos.
  2. En el caso del Nuevo Aeropuerto de la Ciudad de México, todos los participantes generan su información a través de BIM; todas las disciplinas trabajan sobre la misma plataforma, mediante la cual se podrá observar el avance del proyecto. “El uso del BIM está siendo fundamental como herramienta de coordinación entre disciplinas y como herramienta de documentación, dado que la mayoría de la producción de planos se hace desde los modelos BIM” (esBIM, 2016).
  3. En el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), desde el año pasado ya existía un área BIM que licita y administra proyectos. Los arquitectos a cargo de esta área, Iván Campero y Germán Gangoiti, se esfuerzan por involucrar a toda la comunidad constructora a través del foro BIMx, el ICIC y la UNAM.
  4. En 2014, PEMEX ya había utilizado administración BIM para su planta petroquímica Guaymas, lo que incluyó:
  • Modelado total del puerto
  • Revisión de catálogo y valor
  • 20 mil metros cuadrados modelados
  • Avances de obra por fases
  • Supervisión remota de proyectos
  • Reportes videográficos dentro del modelo

 

Recomendaciones para el sector público

En cada entidad, la gobernanza de las TI es regida por lo establecido en este sector. El poder de influencia que éste tiene como comprador sobre tantas entidades económicas del sector construcción debería ser aprovechado para mejorar la productividad, como está sucediendo en Reino Unido, donde es obligatorio que todos los proveedores usen BIM nivel 2.

BIM es una solución a la gobernanza de las TI en el sector construcción, que permite hacer posibles tres estrategias de crecimiento bien conocidas:

  1. Ganar participación de mercado a partir de forjar una organización más competitiva que aumente la productividad.
  2. Crecer en negocios relacionados, pues al adoptar el modelado para construir, la organización que se dedique a infraestructura también puede administrar el modelado y la construcción de un edificio, y viceversa.
  3. Adoptar una mejor práctica internacional, con lo que surge la posibilidad de crecer en el mismo segmento pero en distinta ubicación geográfica.

Como en cualquier sector, únicamente los gigantes de la industria tienen la solvencia para llevar a cabo la innovación. De acuerdo a la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción, 9 de cada 10 unidades económicas de este sector son familiares, además de ser MiPyMES. BIM es una oportunidad para aumentar la competitividad de las MiPyMES del sector construcción en México.

En México, la madurez en TI es mucho menor que en Europa, así que es necesaria una guía que se adapte a las necesidades generales de las MiPyMES para llevarlas a BIM. Debido a que en éste todas las etapas deben administrarse, lo más recomendable es que el sector público sea el dueño de la información y provea la infraestructura. Por otro lado, es necesario capacitar tanto a este sector como a las entidades económicas sobre dicha práctica. Los recursos más importantes se encuentran en idioma inglés; sin embargo, España ha traducido algunos conceptos básicos sobre el proceso BIM que pueden consultarse.

 

Ángeles Cruz

Ingeniera en Sistemas por la Universidad Anáhuac y Maestra en Tecnologías de la Información y Administración por parte del ITAM (doble grado con el Télécom Ecole de Management). Graduada con mención honorífica por la tesis Guía para la rápida adopción de BIM nivel 2 en MiPyMEs. Ha estado involucrada en el sector construcción toda su vida y es su propósito transformarlo, en compañía de FUNCO y la red académica BIM en México.

Comentarios de Facebook
Gobierno de TI en el sector construcción
9.2Nota Final
Puntuación de los lectores: (4 Votes)
9.2

Sobre El Autor

Presidente de la Fundación para el Conocimiento y la Cultura Digital (FUNCO). Es socio de la firma de consultoría ATM Consultores y miembro de los consejos consultivos de datos abiertos de la EDN y del Instituto Federal de Telecomunicaciones. Recibió en 2015 y 2016 el reconocimiento por parte del Hispanic IT Executive Council (HITEC) como uno de los 50 latinos influyentes en la industria en Latinoamérica y España.

Artículos Relacionados

Pin It on Pinterest

Share This