Gobierno encaminado hacia las TI
8.7Nota Final
Puntuación de los lectores: (12 Votes)
8.7

Durante 2016, nuestro país se mantuvo inmerso en incertidumbre y volatilidad, lo que, sin duda, logró postergar inversiones y mantuvo en expectativa a toda la industria de TI en México. Sin embargo, esto no significó que los proyectos que debían hacerse fueran cancelados; al contrario, se tenían que realizar, pero de la mejor manera posible, y es bajo esta visión como observamos que se han movido el sector público y el privado.

Hacia dicho año, prevalecía dentro del sector gobierno la percepción de que las principales barreras a vencer eran la asignación de presupuesto, los recursos humanos insuficientes y poco capacitados, y la resistencia al cambio, mientras que una minoría consideraba que los mayores obstáculos radicaban en la infraestructura inadecuada, la adopción de nuevas tecnologías y los sistemas legados. Sumado a estos desafíos, surgen nuevas incógnitas en torno a los planes de México Conectado y la Estrategia Digital Nacional.

El grado de avance en 2016

Una vez que los resultados de los proyectos se ven reflejados, las barreras presupuestales lucen disminuidas, ya que éstos son su propia fortaleza. El recorte presupuestal no se vuelve una limitante, al tiempo que se puedan demostrar los beneficios a la sociedad.

En el caso de la Estrategia Digital Nacional y la Ventanilla Única Nacional, hemos identificado los siguientes avances:

  • La Reforma en materia de Telecomunicaciones ha logrado impulsar la conectividad, la competitividad y una mayor inversión en infraestructura.
  • Según datos de la ENDUTIH (Encuesta Nacional sobre Disponibilidad y Uso de las Tecnologías de la Información en los Hogares), en México han aumentado 38.11% los usuarios de internet de 2014 a 2016 (para dar un total de 65.5 millones de personas, es decir, 59.5% de la población mexicana), de los cuales el 22.2% ya interactúa con el gobierno.
  • Se encuentra en línea el portal www.gob.mx, el cual homologa y hace más transparente la operación de los tres niveles de gobierno con 2,890 trámites digitalizados y 145 dependencias migradas al portal.  
  • La participación de México en la Carta Internacional de Datos Abiertos impulsa proyectos innovadores para mejorar la gobernanza y la participación ciudadana.
  • Como ejemplo de lo anterior, tenemos a Jalisco que logró posicionarse como una Smart City y evolucionó en procesos de política pública, en colaboración con 9,000 emprendedores en 70 comunidades de tecnología y código abierto, transformando sus procesos internos, el sistema de compras, la relación con la ciudadanía en los servicios de pago online de impuestos y multas de tránsito, la firma electrónica y la emisión de las licencias de conducir.
  • La creación de un nuevo centro de datos del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT), que implementará infraestructura de conectividad más robusta y eficaz.
  • Por parte de la Lotería Nacional en distintos puntos de venta, destaca la adopción de Tecnologías de la Tercera Plataforma (cloud, movilidad, Big Data/Analytics, Social Business), lo cual se espera que genere un millón de clientes nuevos, colocándose esta institución pública en un espacio de reconocimiento al alcanzar metas de ingresos y retorno de inversión.
  • Diversos proyectos de Business Intelligence con el IFT, el cual pretende hacer accesible información de toda la industria de telecomunicaciones y, al mismo tiempo, busca crear una estrategia de ciberseguridad nacional con la ayuda de IoT (Internet de las Cosas), mediante la alianza con instituciones educativas como la Universidad Iberoamericana, el Instituto Politécnico Nacional y el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (CONACYT).

2017 rumbo al final del sexenio: ¿qué pasará?

Este año, ya con los claros avances de cada una de las organizaciones en algunos de sus proyectos sustantivos de tecnología y aproximándonos al final del sexenio presidencial 2012-2018, se suma una incógnita más: ¿cómo garantizar los objetivos y el seguimiento de los proyectos?

La incógnita es respondida con un panorama de continuidad dentro del sector público, ya que se percibe la disposición a seguir avanzando en la Transformación Digital, esto gracias a que se considera haber logrado una plataforma sólida donde el ciudadano demanda y las leyes de transparencia obligan a los tres niveles de gobierno a unirse y mantener una interoperabilidad y una eficiente homologación de procesos. Y, aunque es verdad que el cambio de un sexenio a otro puede modificar los medios de adopción de TI en el sector público, no pueden cambiarse los fines y no es posible detener una transformación que ya comenzó.

El decreto del 5 de enero de 2017 del Diario Oficial de la Federación representó un paso más para mantener y dar continuidad a las iniciativas y proyectos de TI, ya que pide la estandarización de datos abiertos en la Administración Pública y obliga a todas las instituciones a seguir esta homologación en conjunto con la cultura en tecnología que se está forjando dentro de ellas.

El hecho de encontrar esta disposición a trabajar entre instituciones y el sentimiento de continuidad hacia el cambio, además de observar los avances en cada una de las iniciativas de adopción tecnológica en beneficio de la ciudadanía, nos permite decir que la relación de la industria con el sector público y los proyectos se siguen y seguirán moviendo, como si fuera un barco que continúa avanzando hacia una mayor adopción tecnológica.

Se trata de un movimiento que puede ser impulsado con una adecuada estrategia de comunicación que permitirá, hacia el interior y hacia el exterior, eliminar la resistencia al cambio, dando a conocer la transformación que ya está ocurriendo para que sea ampliamente aprovechada y, además, permita consolidar el proceso de homologación entre las instituciones, dejando siempre como prioridad la atención a la ciudadanía.

Este artículo se publicó en el número 15 de la revista impresa u-GOB.

Comentarios de Facebook

Pin It on Pinterest

Share This