Existe un lado oscuro y sombrío del internet: el hogar de los pedófilos, sindicatos del crimen organizado, espías de Estado, piratas de contenido, traficantes de droga. Pero, ¿eso es todo? Sí yo te dijera que tu equipo puede ser conectado fácilmente a esta red de mala muerte, ¿me creerías?

Existen aún algunos frentes criminales operando en la red de esta manera, pero no son tan fáciles de encontrar como uno podría pensar. Debido a que estos mercados son altamente ilegales y requieren invitaciones privadas a unirse, no son indexados por los mecanismos de búsqueda tradicionales. No hay Google para la “red oscura”.

Se le ha llamado de muchas maneras diferentes: “red oscura”, “red profunda” (la famosa deep web) o “internet subterránea”.

En fin, tiene varios términos, pero para simplificar, lo dejaremos como “red oscura”, cuyo fundamento técnico se basa en un programa de software llamado “El Enrutador de Cebolla” (The Onion Router) o TOR por sus siglas en inglés, el cual fue desarrollado en el año 2000.

La “red oscura” tiene dos características principales:

  1. TOR crea una red virtual cifrada que actúa como una capa en la parte superior de la internet actual. Esto significa que cualquiera puede descargarlo y navegar en la “red oscura”, siempre y cuando su ordenador esté conectado a internet. Todas las comunicaciones de red, a través de TOR” están encriptadas, lo que garantiza que ningún espionaje puede detectarlo.
  1. Anonimiza el tráfico de usuarios por el rebote de tráfico de otros usuarios. Esto hace que sea imposible realizar un seguimiento de la actividad de navegación de un usuario a través de la “red profunda”.

Los sitios web pueden ser alojados en la “red fantasma” tan fácilmente como un sitio normal y legítimo de internet. La única diferencia es que el sitio web debe estar alojado en un nodo de TOR (un servidor que tiene el software instalado).

¿Quién la utiliza y por qué?

Muchas organizaciones criminales están trasladando sus operaciones a la “red negra”. Probablemente has escuchado hablar de la Ruta de Seda (Silk Road), el mayor sitio web de TOR, que ha sido rastreado y encontrado hasta la fecha. Dirigido por William Ross Ulbricht, también conocido como el temible pirata Roberts, la ruta de la seda era un sitio web subterráneo dedicado a la compra y venta de drogas ilícitas. Se dijo que el FBI fue capaz de determinar la ubicación del servidor engañando a la página web para que autoridades pudieran dar con la dirección IP.  Ya con esta en mano, la policía incautó el servidor y arrestó al Sr. Ulbricht, condenándolo a cadena perpetua.

Debido a que TOR puede enmascarar la ubicación de un usuario, los ciberdelincuentes lo han utilizado ampliamente para comunicarse con sus víctimas. El caso en cuestión es considerado ransomware. Cuando se infecta por ransomware, el disco duro de una víctima es encriptado y a menos que pague en bitcoins (una moneda digital) no pueden recuperar sus datos. Una vez que la víctima paga, recibe la clave para descifrar su disco duro a través de un correo electrónico, enviado desde donde el atacante es alojado en la “red oscura”, con el fin de ocultar su ubicación.

Usos legítimos de TOR

Hay muy pocos, pero existen. Según su sitio web son:

  • Protege tu privacidad en línea de las corporaciones irresponsables, comerciantes y ladrones de identidad. En el pasado, los proveedores de servicios de internet (ISP por sus siglas en inglés) han vendido historial de navegación de sus usuarios a las agencias de publicidad con fines de marketing específicas.
  • Protege la localización. Hay bases de datos de libre acceso que asignan direcciones IP a ubicaciones físicas. A veces esto puede ser a un nivel tan granular como para identificar su ubicación con el número de la calle y la casa.
  • Investiga los temas sensibles. Algunas búsquedas sensibles, como la del SIDA o los métodos de control de natalidad, están prohibidas o mal vistas por la legislación nacional. TOR permitiría a los ciudadanos utilizar libremente Google y otros sitios web para obtener más información sin temor a ser localizados.
  • Evita la vigilancia y elude la censura. Ciertos países en el seguimiento de sus hábitos de navegación web tratan de censurar a sus ciudadanos.

La opción para no caer

Si bien hay algunas situaciones limitadas en las que TOR puede ser de utilidad, la mayoría no. Si estás buscando una solución de privacidad, podrías usar una red privada virtual personal (VPN). Estas redes privadas virtuales oscilan entre 1 a 3 dólares al mes, son muy útiles para enmascarar la ubicación física y proporcionan mejor velocidad que TOR.  En otras palabras, resiste la atracción hacia el lado oscuro de sombras.

Comentarios de Facebook
Internet fantasma: ¿cómo funciona la deep web?
8.9Nota Final
Puntuación de los lectores: (3 Votes)
8.9

Pin It on Pinterest

Share This