Vivimos los beneficios del Internet de Todas las Cosas; lo podemos ver en los relojes inteligentes, en los automóviles y hasta en el refrigerador de la casa. Sin embargo, además de las ventajas que esta interconectividad permite, como el intercambio de información instantánea, también vemos que el IoT trae consigo el aumento de las amenazas en cuanto a seguridad digital.

Aquí es donde debemos hacernos las siguientes preguntas: ¿Pueden los cibercriminales tener acceso a la información que compartimos? ¿Cómo está siendo almacenada? Y muchas otras dudas relacionadas a la seguridad de la información y cómo ésta va transitando en la red.

Los productos relacionados al Internet de Todas las Cosas están siendo desarrollados rápidamente, por ejemplo, los dispositivos inteligentes que toman en cuenta la experiencia del usuario, pero en muchos casos dejan de lado la seguridad de los datos intercambiados o la manera en que se accede a éstos. En este punto llega otra pregunta: ¿en qué estado del proceso la seguridad debe ser implementada?

 

Las 3 áreas de IoT

Dentro del Internet Of All Things, existen tres áreas clave que los desarrolladores deben considerar: privacidad, autenticación e integridad de la información. Estos tres temas permitirán que el Internet de las Cosas intercambie información de forma segura.

Privacidad

Diariamente millones de dispositivos alrededor del mundo comparten información a través del Internet de las Cosas. Si ésta no es protegida, puede haber una amenaza. Es crítico que los fabricantes de los dispositivos garanticen que llegue a la persona adecuada y que no sea vista o manipulada por personas equivocadas: los hackers. El cifrado que ya hemos visto en correos electrónicos y con los certificados SSL/TLS es esencial para protegerla y garantizar que sea privada.

Autenticación

Permite verificar que la información sea intercambiada entre las “cosas” o personas correctas, sin pasar por hackers. Asegura que las comunicaciones lleguen al destinatario correcto y que, a su vez, éste pueda estar tranquilo sobre su procedencia. Con autenticación en IoT hablamos de dispositivos a servicios en nube, de usuarios a dispositivos y de cosas a cosas; en pocas palabras, de cualquier entidad a otra, en cualquier escenario posible.

Integridad de la información

Consiste en examinar y comprobar que el mensaje enviado al destinatario no haya sido cambiado o alterado durante el intercambio de la información, sobre todo porque algunos ecosistemas de IoT requieren que los dispositivos tomen decisiones y actúen de manera independiente.

Como podemos ver, existen múltiples elementos que deben revisarse para el Internet de las Cosas: necesitamos que la seguridad, la confianza y la privacidad se mantengan dentro de este ecosistema.

Un método fundamental en la seguridad del IoT es PKI, el cual ya ha sido verificado para entregar seguridad, autenticación, privacidad e integridad de la información, además de ser fácil de adaptar y desplegar en aras de cumplir con los requerimientos del IoT, como la velocidad y el volumen.

Comentarios de Facebook
La importancia de asegurar el Internet de Todas las Cosas
8.9Nota Final
Puntuación de los lectores: (3 Votes)
8.9

Sobre El Autor

Ex-Vicepresidenta de GlobalSign para América Latina y el Caribe. Estudió Ciencias de la Computación en la Universidad Federal de Río de Janeiro (Brasil). Ha trabajado en empresas como IBM y Coppetec. Tiene amplia experiencia en la identificación e implementación de soluciones de seguridad digital para grandes corporaciones.

Artículos Relacionados

Pin It on Pinterest

Share This