Autores: Adriana Sánchez y Felipe Delgado

Desde hace casi un par de décadas hemos atestiguado la ejecución de múltiples y amplios programas nacionales para promover la adopción de las Tecnologías de Información y Comunicación (TIC): desde el Sistema Nacional e-México hasta la Estrategia Digital Nacional y México Conectado. Si bien éstos y otros esfuerzos a nivel estatal y local han obtenido resultados de diversa magnitud, subsisten retos aún más complejos de entender para potencializar el impacto económico y social de las TIC. Para lograrlo, uno de los insumos para las próximas generaciones de políticas públicas es integrar, de forma plena, el concepto de apropiación social, término que alude a los usos, cambios y significados, a nivel individual y colectivo, que surgen con el dominio de las TIC.

Un proceso de apropiación social no es tan sólo una “adopción” o la “transferencia de conocimientos” sobre determinada tecnología. Según Delia Crovi, Doctora en Estudios Latinoamericanos, la apropiación social es el proceso de dominio de un objeto cultural, en este caso las TIC, bajo usos culturalmente organizados.

Para el investigador social Gonzalo Darío Andrés, la apropiación social de las TIC está compuesta por seis dimensiones:

  • Socio-económica: disponibilidad y acceso generalizado a éstas.
  • Praxiológica: relaciones de uso y no uso respecto a la tecnología.
  • Subjetivo-individual: tipos de usos, creatividad al utilizarlas y su valoración por parte de los individuos.
  • Socio-cultural: influencia de los valores, intereses y objetivos de los grupos sociales en el proceso de aprendizaje de una determinada tecnología.
  • Axiológica: posibilidad para desarrollar proyectos de expresión, participación y organización (personales y colectivos) a partir de adaptarlas y modificarlas, de acuerdo a concepciones y necesidades.
  • Política: resultado de esfuerzos institucionales.

Integrar estas dimensiones a los esfuerzos de apropiación social en diferentes ámbitos traería consigo, al menos, dos beneficios inmediatos:

  1. El diseño de políticas públicas que implementarán intervenciones puntuales con mayor posibilidad de éxito, ya que éstas tomarían en cuenta necesidades, concepciones y valores individuales, sociales e institucionales.
  2. La posibilidad de creación de proyectos según las propias necesidades, creatividad y visión de individuos, colectivos, organizaciones y comunidades.

Ahora bien, resulta alentador que esta forma más amplia de percibir nuestra relación con las TIC, así como los esfuerzos por hacerla realidad, ya han comenzado

La apropiación social desde múltiples vías

En los últimos años han surgido diversos esfuerzos que fomentan, directa o indirectamente, una apropiación de las TIC. Por ejemplo:

  • Alianza para el Gobierno Abierto que impulsó la participación ciudadana para el diseño de una política de datos abiertos, con la que se pueden beneficiar desde periodistas y organizaciones de la sociedad civil, hasta empresarios.
  • Retos Públicos para el desarrollo de soluciones tecnológicas a problemas públicos.
  • Mapatón CDMX donde se creó una base de datos abierta sobre transporte público, de forma colaborativa con estudiantes y transportistas.

Del mismo modo, hoy se encuentran múltiples emprendimientos desde la sociedad civil, como Gobierno Fácil, Laboratoria, Mamá Digital y las Escuelas ASI, entre muchos otros, los cuales, a partir de distintos fines, contextos y colectivos (madres de familia, estudiantes, programadores, periodistas), integran diversas dimensiones del proceso de apropiación. En todas estas iniciativas, las TIC juegan un papel central en la posibilidad de satisfacer las necesidades, motivaciones u objetivos de los individuos o colectivos.

Por su parte, desde 2012 el Laboratorio de Apropiamiento de Tecnologías de Información y Comunicación (LAPTIC) de INFOTEC ha ejecutado diversas iniciativas para profundizar en el entendimiento de los factores clave de la apropiación social de las TIC en diversos ámbitos. Aquí cuatro de estas iniciativas:

Gen Digital (2014)

  • Proyecto piloto para favorecer la inclusión digital de adultos mayores de 40 años.
  • La iniciativa integró dos líneas de acción: incorporar a jóvenes de entre 18 y 25 años como los principales aliados en la transmisión de habilidades digitales hacia los adultos y concientizar a la población adulta sobre los beneficios de utilizar internet como una herramienta que les puede servir para tener una vida plena, productiva y autónoma.

Talleres de alfabetización digital (2016)

  • A partir de los hallazgos de Gen Digital, se crearon una serie de talleres enfocados a cuestiones básicas de uso de equipo de cómputo e internet, trámites gubernamentales y de emprendimiento.
  • Se logró la participación de poco más de 200 personas con el apoyo de 32 estudiantes de dos instituciones educativas estatales (Colegio de Estudios Científicos y Tecnológicos del Estado de Aguascalientes y Universidad Tecnológica de Calvillo).

Soluciones tecnológicas a problemáticas de salud pública y transporte (2016-2017)

  • Iniciativas de diseño colaborativo, ambas en el estado de Aguascalientes.
  • En el tema de salud pública, se enfoca principalmente a prevención del suicidio.
  • Con la colaboración de estudiantes, especialistas y autoridades relacionadas con las temáticas.

Premio INNOVATIS (2017)

  • Iniciativa conjunta de CONACYT, SEDESOL, INFOTEC, CIDE, UAM y Universia Santander
  • En marzo de este año reconoció a experiencias innovadoras en el uso de tecnologías para la inclusión social y la disminución de las carencias sociales.
  • Dos de los tres ganadores utilizan alguna TIC de forma directa:

    • Jelp, app que facilita el contacto entre hogares y técnicos de confianza, certificados en actividades como plomería y albañilería.
    • Telecomunicaciones Indígenas Comunitarias, proyecto para comunidades rurales e indígenas con un modelo de bajo costo, que requiere organización comunitaria y crea capacidades para el mantenimiento y desarrollo de las redes.

Experimentar para ampliar y consolidar el camino

En la actualidad ya no hablamos solamente de innovación tecnológica y de negocios, sino también de innovación social como elemento que posibilita la participación de actores sociales para provocar soluciones más efectivas. Acudimos, igualmente, a la generalización de la alfabetización digital como de la alfabetización mediática e informacional, referidas éstas últimas a las habilidades para analizar, evaluar y producir comunicación, así como a localizar y reconocer a la información cuando se le necesita.

Por otro lado, para el ámbito gubernamental se proponen modelos de gobierno electrónico que nos llevan más allá de la dotación de servicios públicos o de la gestión interna. En ese sentido, el camino hacia una apropiación social efectiva de las TIC es aún “experimental”, pero de oportunidades en términos de encontrarnos en las primeras generaciones con posibilidades de potencializar su impacto social y económico.


Felipe Delgado

Especialista del Laboratorio de Apropiamiento de Tecnologías de Información y Comunicación (LAPTIC). Licenciado en Informática por la Universidad Nacional Autónoma de México y Maestro en Gestión de la Innovación en TIC por INFOTEC. Actualmente colabora en proyectos de innovación institucional, tecnológica e inclusión digital.

Comentarios de Facebook
Hacia una apropiación social efectiva de las TIC
9.3Nota Final
Puntuación de los lectores: (3 Votes)
9.3

Pin It on Pinterest

Share This