by-sa

El Laboratorio de la Ciudad de México tiene como objetivo ser un área experimental de innovación cívica y creatividad urbana del Gobierno de la Ciudad de México, por lo cual ha generado proyectos y actividades de participación social con comunidades de ciudadanos y en este caso, de grupos y equipos de desarrollo. A partir de los conjuntos de datos liberados por el Gobierno de la Ciudad, se ha trabajado en la adopción de esta iniciativa por los grupos de desarrolladores y en este marco, entre el 6 y 8 de marzo, se realizó la segunda edición del festival de datos HackCDMX.

Los hackers cívicos se reunieron y en una actividad continua de 48 horas de programación y trabajo colaborativo buscaron cómo aprovechar los datos que genera la ciudad para construir soluciones digitales que generaran beneficios a la población, en formatos de aplicaciones móviles, web, interactivos, visualizaciones y plataformas de hardware. El evento definió cuatro retos que los participantes debían atacar para entregar una propuesta de solución, lo más desarrollada posible para ser usada por la población. Los cuatro retos fueron: Aplicaciones Cívicas, Soluciones para la Ciudad, Visualización de Datos y Hardware e Infraestructura Urbana.

Para apoyar en el desarrollo de las soluciones, se integró a un grupo de especialistas en disciplinas como diseño, programación, emprendimiento cívico, comunicación, marketing y negocios, que trabajaron como “mentores” de los grupos de desarrollo,

A la par de las actividades de desarrollo, el evento contó con talleres enfocados a lograr el mejor uso de los datos que la ciudad ofrece.

Escuela de Datos, iniciativa de la organización SocialTIC impartió el taller llamado Expedición de Datos, que se enfocó en responder la pregunta básica: ¿Qué dicen los datos sobre la ciudad? Por su parte el equipo de datos de El Universal impartió el taller “Cifras que se Convierten en Historias”, una clase sobre la construcción de piezas periodísticas a partir de bases de datos e información estadística. Estos entre otros talleres.

El equipo ganador del reto de Aplicaciones Cívicas fue el que realizó el proyecto IN/FRACCIÓN, que es una aplicación que permite a los ciudadanos tener la certeza de que el proceso de infracción se lleva a cabo correctamente y con transparencia. IN/FRACCIÓN ayuda a identificar si el policía que infracciona está autorizado para hacerlo, nos ayuda a identificar la sanción por la infracción vial cometida y ayuda a generar mapas de incidencias viales y calificación social del proceso de infracción.

hack1

Otros finalistas de este reto fueron

SocialParq, proyecto que consistió en hacer de Ecoparq, el sistema de pago por tiempo de estacionamiento en ciesrtas zonas de la Ciudad de México, un sistema de estacionamiento social, donde la gente coopere a través de una aplicación para obtener beneficios que mejoren la cultura de los parquímetros en la Ciudad de México.

MovA, que es un sistema de transportación mutimodal: los usuarios se acercan a la zona en automóvil, estacionan y se vuelven usuarios de Ecobici y por último acceden a su destino a pie, todo esto ayudado por un sistema de ruta que indica ubicación de ecobicis, y zonas de parquímetros. MovA mejora la movilidad, disminuye la contaminación y propicia la adopción de espacios públicos, a decir de sus autores.

Plog, un proyecto destinado a ser una alarma de activación discreta para las mujeres que sufren acoso en el transporte público. Mediante la desconexión de los audífonos del teléfono, la alarma (activada por la usuaria antes de iniciar el viaje en transporte público) envía una alerta al servicio de emergencias o bien a algún conocido, además de que ayuda a generar un mapa de calor de los incidentes de acoso que permitan a la autoridad a hacer más eficiente la asignación de recursos destinados a evitar esta actividad conrta las mujeres en la ciudad.

Obras CDMX. El proyecto genera rutas óptimas para facilitar la revisión de intervenciones de obras públicas y privadas, así como informar a la ciudadanía de las mismas.

En el reto de Soluciones para la Ciudad Bikingos, proyecto que fomenta el uso de Ecobici, la activación física y la distribución orgánica de Ecobicis en todas las estaciones mediante incentivos dentro del juego, además de la creación de comunidades, fue el ganador. Merecieron mención como finalistas los desarrollos:

Salud CDMX. El proyecto evitará a la gente de la ciudad hacer filas para tener una cita, ya que a través de Salud CDMX el paciente agendará su cita para el día y la hora en que él y el doctor tengan disponibilidad.

Mi Policía. El proyecto permite a los usuarios estar en contacto con el oficial del cuadrante donde se encuentren actualmente, pudiéndolo contactar de manera fácil y rápida.

Open Metro. El proyecto proporciona a los usuarios en tiempo real información sobre el estado del servicio de la red del STC, y ayuda a conocer las líneas con más afluencia en tiempo real.

También se dieron a conocer los ganadores de los retos Visualización de Datos y Hardware e Infraestructura Urbana. En esta categoría el ganador fue el diseño Vida y Muerte en CDMX. A través de la explotación de los datos entregados por el Gobierno de la Ciudad, los habitantes pueden entender de una forma visual la defunción y natalidad en los hospitales de la CDMX.

En cuanto a la categoría de Hardware e Infraestructura Urbana, el proyecto Ecobici Tracker fue desarrollado con la idea de que el usuario pueda monitorear su actividad en Ecobici y generar un registro. La ciudad puede programar mantenimientos y analizar tendencias relacionadas al uso de Ecobici.

Un grupo multidisciplinario de mentores fue el encargado de evaluar los proyectos. Los criterios que se calificaron para determinar a los finalistas fueron la originalidad de la idea, utilidad para la ciudad, desarrollo tecnológico y usabilidad.

Comentarios de Facebook
HackCDMX, conocer y colaborar para la ciudad
8.3Nota Final
Puntuación de los lectores: (2 Votes)
8.3

Pin It on Pinterest

Share This