fbpx
AztechSat-1, el nanosatélite mexicano que viajó por el espacio
AztechSat-1, el nanosatélite mexicano que viajó por el espacio

AztechSat-1, el nanosatélite mexicano que viajó por el espacio

El pasado 5 de diciembre, el cohete Falcon-9 despegó hacia el espacio exterior, portando en su interior el primer nanosatélite mexicano, AztechSat-1. El lanzamiento fue realizado desde el Complejo de Lanzamientos Espaciales 40 (SLC), ubicado en Cabo Cañaveral, Florida. El proyecto formó parte de la decimonovena misión comercial de servicios de reabastecimiento (CRS-19) de SpaceX del empresario Elon Musk. 

¿Su misión? Realizar una prueba tecnológica para validar la posibilidad de comunicación entre el dispositivo y la constelación de satélites de comunicaciones GlobalStar, con el fin de que, en el futuro, se mejore el control y la operación de nanosatélites. 

Los satélites GlobalStar, 48 en su primera generación y 24 en la segunda, son de 700 kg de peso y se ubican a 1,400 km de altura. Su objetivo consiste en disminuir la brecha de las telecomunicaciones, en donde no hay cobertura de telefonía celular, ofreciendo telefonía satelital. El nanosatélite mexicano resolverá problemas de comunicación entre los satélites y la Tierra.

AztechSat-1 fue desarrollado por estudiantes e investigadores de la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla (UPAEP) y es producto de la alianza establecida entre la Agencia Espacial Mexicana (AEM) y la NASA, quienes previamente acordaron la elaboración del nanosatélite de tipo CubeSat de 10x10x10 cm y 1 kilogramo de masa.  

Este proyecto estuvo financiado parcialmente por el Fondo Sectorial de Investigación, Desarrollo Tecnológico e Innovación en Actividades Espaciales del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología, y la AEM. Los estudiantes y académicos de la universidad fueron asesorados por un equipo de especialistas provenientes de las agencias espaciales de México y Estados Unidos.

El viaje hacia el espacio duró tan sólo ocho minutos, pero, una vez ahí, Falcon-9 liberó la cápsula “Dragón” para ser enviada a la Estación Espacial Internacional. Ahora los cosmonautas y astronautas a bordo de la Estación son los encargados de descargar el equipo e iniciar los experimentos para, posteriormente (febrero de 2020), enviar el nanosatélite al módulo japonés KiboCUBE, desde donde será puesto en órbita. 

AztechSat-1 estará en órbita de cuatro a seis meses y, al finalizar su misión, entrará en la atmósfera terrestre; su alta velocidad ocasionará el rozamiento con las capas superiores atmosféricas, la temperatura aumentará, arderá y se desintegrará.

Con información de A21, El Sol de Puebla, Dinero en Imagen y El Universal

Comentarios de Facebook
More Stories
drones
La batalla de los drones
Share This