estrategia digital

Las 5 claves para una Estrategia Digital Exitosa

William D. Eggers y Greg Pellegrino de Deloitte nos comparten los cinco factores necesarios (quizá no suficientes) para que una Estrategia Digital tenga mayor probabilidad de ser exitosa.

Estrategia

Ninguna organización puede permitirse no tener una Estrategia Digital explícita, clara, comunicada y aprobada. El 86% de las organizaciones con un entorno digital maduro han puesto este elemento como base, y con ello han logrado responder de manera eficiente a las oportunidades y amenazas constantes del entorno.

Una buena estrategia digital no sólo revisa los viejos procesos, sino que es respetuosa con la necesidad de una transformación total.

Liderazgo

Si le preguntas a una organización que ha logrado aprovechar el entorno digital eficientemente, te dirá que existe una persona o grupo al interior que es evidentemente quien lleva el liderazgo de la transformación digital. En su mayoría estos líderes son del nivel más alto o sólo un nivel por debajo de la cabeza de la organización. Los líderes en la mayoría de las áreas de transformación digital no sólo son conocedores de la organización, sino digitalmente sofisticados y dispuestos a seguir la cultura empresarial de la toma de riesgos.

Desarrollo del personal

El conocimiento normativo y de procedimientos que tiene la burocracia tradicional para desarrollar su labor  no es muy útil en los proyectos ágiles y orientados al usuario. Para adaptarse no sólo a la nueva tecnología, sino a una nueva cultura y metas, las agencias de gobierno (y también las empresas privadas) necesitan invertir en entrenar a su personal. Los mejores líderes no dejan esta tarea sólo al área de Recursos Humanos. La adquisición de talento es tan importante que merece el involucramiento del más alto nivel.

Enfoque en el usuario

La máxima de servir al usuario como principio único debe ser más allá que un principio abstracto de gobierno. Se deben investigar las necesidades del usuario e incluso involucrarlos en el desarrollo de servicios. Esto requiere en muchos casos una reingeniería total para revisar que se esté cumpliendo con este propósito.

Cultura

Esta es una de las facetas más difíciles de cambiar cuando hablamos de adoptar y apoyarse en gran medida en una estrategia digital.

Las organizaciones del sector público son tradicionalmente aversas al riesgo, fragmentadas e incapaces, incluso normativamente, de compartir información y colaborar intragubernamentalmente. Estas características impiden que las agencias gubernamentales se puedan mover de manera rápida para responder a oportunidades y amenazas. En contraparte, las organizaciones maduras en el ámbito digital son capaces de aceptar el riesgo, impulsan la innovación, la co-creación con los ciudadanos y la colaboración.

Una Estrategia Digital corre su mayor riesgo si no hay cambio en la cultura.

Con información de Nextgov.

 

Comentarios de Facebook
Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed

Suscríbete a nuestro boletín

Te enviaremos las actualizaciones de contenido, notificaciones e invitaciones exclusivas. Puedes darte de baja cuando lo desees.

Te suscribiste a nuestro boletín. Muchas gracias

Share This